Cristiano Ronaldo, la excepción a la regla

Por Leandro Barraza

No es ninguna novedad que Cristiano Ronaldo es un futbolista excepcional por donde se lo mire, sus números lo avalan año tras año. Ahora bien, una de sus grandes virtudes es el estado físico que ha desarrollado a lo largo de toda su carrera, el cual le permite seguir compitiendo al máximo nivel a menos de un mes de cumplir 36 años.

Probablemente nos hemos acostumbrado a que su nombre venga acompañado de 30 -o más- goles por temporada y nos olvidamos de que esas cifras no son normales en jugadores que superan las tres décadas.

A continuación una comparativa con algunos de los mejores delanteros contemporáneos para entender la magnitud de lo singular que es el astro portugués. En la lista exceptué a Ronaldo Nazario por su conocido problema de tiroides, además de sus múltiples lesiones en la rodilla que frenaron su carrera en reiteradas ocasiones.

-Rivaldo:

Balón de Oro en 1999 y campeón del Mundo en 2002. A los 31 años abandonó la elite (su último club top fue el Milan desde 2002 a 2003) y partir de entonces militó en Cruzeiro, Olympiacos, AEK Atenas, Bunyodkor, Mogi Mirim, São Paulo, Kubuscorp, São Caetano y nuevamente en Mogi Mirim, donde se retiró con 43 años.

 

-Michael Owen:

Balón de Oro en 2001. Se retiró a los 33 años en Stoke City. Solamente convirtió un gol en su última temporada.

 

-Wayne Rooney:

Durante muchos años su compañero en la delantera del Manchester United, donde consiguieron ganar -entre otros- tres Premier Leagues y una Champions League. Wayne abandonó la liga inglesa a sus 32 años rumbo al DC United, donde estuvo dos temporadas para luego recalar en el Derby County de la Championship, donde a sus 35 años aún se encuentra activo con el rol de entrenador-jugador.

 

-Raúl:

Leyenda del Real Madrid, tres veces campeón de Champions League y segundo máximo goleador del Real Madrid (por detrás de Cristiano). En 2012, a sus 34 años, abandonó Europa (Schalke 04) para irse a jugar a Al-Sadd de Qatar y culminó su carrera en el New York Cosmos.

 

-Samuel Eto’o:

Gran goleador camerunés, clave en el ciclo de Guardiola en Barcelona y en el Inter de Mourinho que consiguió el triplete. Precisamente de Italia se marchó al Anzhi ruso (estuvo tres temporadas) a sus 30 años, para luego tener una nueva aventura sin mucho protagonismo en las ligas top de Europa (Chelsea, Everton y Sampdoria). Sus últimos años de carrera los dividió en Antalyaspor, Konyaspor y Qatar FC, donde se retiró a los 38 años.

 

Thierry Henry:

Uno de los delanteros más elegantes que vio este deporte. Campeón del Mundo en 1998, figura del Arsenal de los invencibles y parte del Barcelona de Guardiola que ganó todo. A sus 32 años abandonó Catalunya para jugar en los New York Red Bulls, donde finalizaría su carrera a los 37 años con un par de préstamos al Arsenal en el medio.

 

Andriy Shevchenko:

Balón de Oro en 2004 y campeón de Champions con el Milan. A los 33 años abandonó el fútbol de elite para regresar al Dinamo de Kiev hasta su retiro en 2012 con 35 años.

 

Didier Drogba:

Máximo ídolo del Chelsea, donde obtuvo cuatro Premier Leagues y la única Champions del club siendo figura. A los 34 años se fue al Shanghai Shenhua y continuó su carrera en Galatasaray, Chelsea nuevamente (una temporada), Montreal Impact y Phoenix Rising FC, donde colgó los botines a los 40 años.

 

Alessandro Del Piero:

Ídolo de la Juventus, (donde ganó seis Scudettos y una Champions) y campeón del Mundo con Italia en 2006. Si bien se fue de la Juve a los 37 años, no tuvo un buen promedio goleador durante sus últimos años en la Serie A, apenas sumó 27 goles contando las últimas tres campañas. Jugó sus últimos años en el Sydney y en el Delhi Dynamos de la India, donde se retiró a los 40 años.

En conclusión, Cristiano Ronaldo es un fuera de serie cuya preparación física le permite seguir siendo considerado de los mejores del mundo a una edad en que la mayoría de futbolistas se encuentran jugando en ligas menores o incluso están retirados.

Por si fuera poco, su cuota goleadora no cesa y no sería extraño que finalice su carrera como el máximo goleador de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *