EL COMIENZO DE UNA HISTORIA CON MUCHA GLORIA

Un 7 de abril pero de 1963 hizo su debut en la Copa Libertadores, uno de los equipos argentinos hasta hoy, más ganadores del torneo internacional: Boca Juniors.

El rival fue Olimpia de Paraguay y el partido se jugó en el estadio Puerto Sajonia, hoy conocido como Defensores del Chaco. El equipo que salió a esa primera presentación con José D’Amico como entrenador, formó con Antonio Roma; Carmelo Simeone, José María Silvero, Orlando y Silvio Marzolini; Ernesto Grillo, Antonio Rattín y Raúl Pérez; Norberto Menéndez, Paulo Valentín y José Sanfilippo.El partido, que tuvo el debut de Sanfilippo con la camiseta xeneize, estuvo a punto de quedar empatado sin goles, aunque el local había estado 14 minutos con un jugador menos. Pero a siete minutos de finalizar, Benicio Ferreira convirtió el gol de la victoria  y, a pesar de no haber sido el mejor comienzo, en esta edición de la competencia Boca llegó a la final contra nada menos que el Santos de Pelé. Los dos encuentros se los llevaron los de Brasil, primero de local por 3 a 2 y luego en la Bombonera por 2 a 1.

A pesar de no haberse consagrado fue un gran primer paso llegar a la final en su debut y uno de los suyos que también estaba de estreno, Sanfilippo, fue el goleador del equipo de este torneo con siete tantos: tres a la Universidad de Chile, uno a Peñarol y tres (dos en Brasil y uno en La Bombonera) a Santos.

Hoy, 58 años después, Boca es el segundo conjunto que se adjudicó más Copas Libertadores y el que más finales disputó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *